SIERRA DE GRAZALEMA

EMBALSE DE ZAHARA-SIERRA

INFORMACION

654 46 18 44 y 670 78 97 96
antiguo.molino@hotmail.com

Senderismo:

- El Bosque-Benamahoma: Ruta de 4,5 Kms. De fácil tránsito. Sigue el

curso del río Majaceite a través de un sendero que va por un bosque en

galería de 90 especies diferentes de árboles, flores y arbustos, cruzando-

nos con puentes de gran belleza. A lo largo del recorrido encontramos

ruinas de viejas construcciones: martinetes, molinos harineros y batanes.

- Sierra de Albaicin: Pista forestal de 3 Kms. Cuenta con un magnífico

pinar desde cuya cima se puede disfrutar de unas impresionantes vistas

de la comarca. En este recorrido se haya la rampa de lanzamiento del

ala delta y parapente.

- Camino de pescadores: 2,5 Kms. De recorrido. Empieza junto al

río Majaceite, y enlaza con el sendero de Benamahoma, pasa por

el jardín botánico y por el Aula de la Naturaleza hasta llegar al Centro del

Visitante.

- Sendero de la pedriza: Fácil recorrido de 6,5 Kms. Parte de la

Barriada de la Vega buscando el cauce del río y termina en el paraje

de la Pedriza.

 

Ala Delta y Parapente:

A 2,5 Kms se encuentra una pista de despegue de ala delta y parapente

en el monte Albarracín.Aquí se celebran las pruebas puntuables para

el campeonato de Andalucía.

 

Pesca:

Para la pesca de la trucha en el río Majaceite es obligatorio pedir permi-

so. El coto truchero empieza el tercer domingo de mayo y termina el 31

de agosto.

 

Otras actividades:

 

La franja forestal que se extiende desde el estrecho de Gibraltar hasta el embalse de

Zahara, por un espacio de más de 220.000 ha,donde se puede practicar el

piragüismo alberga una enorme riqueza natural.Alcalá de los Gazules es la población

más meridional de las que componen esta ruta a caballo, y desde ella se pasa por las

inmediaciones de la famosa sierra del Aljibe (1.092 metros), que durante muchos

años fue refugio de bandoleros. Es tierra de rapaces, entre las que cabe destacar la presencia de las dos mayores águilas de la fauna ibérica, el águila real (Aquila

chrysaetos) y el águila imperial (Aquila heliaca). También los buitres y el águila

culebrera (Circaetus gallicus) se dejan ver por esta zona, unos en busca de carroñas y

otra a la captura de reptiles. En el punto de contacto entre los dos parques naturales

aparece Ubrique, bajo los cerros del Atochar (1.149m) y del Algarrobal (979m). La

población, famosa por sus excelentes trabajos de marroquinería, muchos de ellos

dedicados a los aparejos caballares, posee también un importante legado histórico y

monumental. En la zona conocida como el salto de la Mora están las ruinas de la

ciudad de Ocurrís, de origen ibero y fenicio. Al norte de Ubrique queda El Bosque,

en cuyo río de igual nombre abunda la trucha. Cerca de esta población se encuentra

el aula de naturaleza Higuerón de Tavizna, que permite una mejor comprensión de las

características de la comarca Desde la sierra de Albarracin, localizada al sureste de la

población, se pueden realizar vuelos en parapente y ala delta. En torno a Grazalema,

en clara dirección este desde El Bosque se halla la población que da nombre al

parque natural, Grazalema. El terreno adehesado, por el que resulta tan sencillo y

grato cabalgar, se va cubriendo paulatinamente en la sierra del Pinar y en la de las

Cumbres, zona en la que se abre el más importante pinsapar de cuantos existen en la

Península Ibérica. Junto a los pinsapos (Abies alba) se pueden ver algunos ejemplares

de arce (Acer granatense), así como del arbusto Daphne laureola que, según la

leyenda, permanece unido por siempre al arce por una trágica historia de amor. Los

alrededores de Grazalema son muy atractivos tanto desde el punto de vista botánico

como faunístico. Además del pinsapo, que ya de por sí posee el suficiente interés,

aparecen aquí la Viola demetria y el codeso (Adenocarpus decorticans), este último

en la sierra del Endrinal, al sur. Entre los animales cabe destacar la presencia del

ciervo (Cervus elaphus) y la cabra montes (Capra hispánica), especies a las que

resulta más fácil acercarse a lomos de un caballo que a pie. En el extremo norte del

parque está Zahara de la Sierra, junto al embalse de Zahara. En él se remansan las

aguas del río Guadalete, nacido en el Peñón Grande, muy cerca de Grazalema. En las

inmediaciones de la población está la zona conocida como Garganta Verde, un

enclave de espectaculares paisajes dominados por la verticalidad de la roca. Sus

cielos se adornan a menudo con la majestuosa silueta del buitre leonado (Gyps

fulvus), que posee en este parque una de las más nutridas colonias europeas.